Fútbol Inglés (BRITCORNER)

Ted McMinn: Un futbolista ejemplar

Cada vez son más los jugadores de fútbol de primer nivel que se creen que están por encima del bien y del mal diciendo o haciendo cosas que serían penalizadas, y de qué manera, si estuvieran trabajando en una empresa como hace el común de los mortales. Sin ir más lejos Carlos Tévez no se presenta con el City a los entrenamientos y se escapa a Argentina sin avisar, y lo que es peor, sin consentimiento, y Wayne Rooney dice que es una vergüenza jugar a las 12 del mediodía porque no se puede comer pasta a las 9 de la mañana. Por no hablar de los jugadores NBA que dicen que les están tratando como “esclavos” (sic) durante el lockout. Todo este tipo de declaraciones y de comportamientos producen vergüenza, y más vale que los jugadores se den cuenta de en qué mundo viven o cuando quieran hacerlo será demasiado tarde.

Una persona más

Por eso me gustaría que tuvieran en cuenta la historia de un compañero suyo, de un ex futbolista, que de tenerlo todo se encontró sin nada porque no se dio cuenta de que, a pesar del dinero que pueda ganar con el deporte, no deja de ser una persona normal con los mismos problemas que el resto de la gente, y esos problemas pueden llevar a tomar decisiones erróneas y acabar con todo lo que ha costado tanto conseguir. Ese ex futbolista es Ted McMinn, conocido como The Tin Man.

Derby County

McMinn quizá no fue una estrella tan grande como los jugadores que nombraba antes, pero sí que jugó en equipos muy grandes y consiguió cosas muy importantes. Jugó en el Rangers y junto al tristemente desaparecido Davie Cooper aterrorizaron a los laterales de todos los equipos de la Liga Escocesa. Tras desavenencias con Graeme Souness tuvo que abandonar los Gers y puso rumbo “south of the border” para jugar en el Derby County donde ha sido nombrado por los aficionados el segundo mejor jugador en toda su historia. Antes de recalar en el Derby estuvo unos meses jugando la Liga Española, en el Sevilla, donde debido a la dificultad para pronunciar su apellido se le apodó Manolín. Nunca se acostumbró a la vida en España y al ser cesado su gran valedor, el mítico Jock Wallace, volvió a Inglaterra fichando por los “rams”. Xabier Azkargorta sería su entrenador algunas semanas en Sevilla.

Llamadas desde una cabina

De lo contado hasta ahora no va a aprender ningún jugador profesional, pero de lo que viene a continuación espero y deseo que sí tome nota alguno porque es una historia de superación increíble. Ted McMinn fue abondonado por su madre siendo un crío y él y su familia siguieron adelante gracias al esfuerzo de su padre teniendo que hacer turnos de 18 horas de trabajo. No tenían teléfono y recibían las llamadas de los scouts que querían ficharlo en una cabina en la calle. Tenía asma y tuvo que ocultarlo a sus entrenadores toda su carrera. De hecho utilizaba el inhalador en el servicio a escondidas antes de los partidos.

La amputación de una pierna

Siguiendo con las penurias en su vida decir que se casó tres veces y sus tres ex mujeres le quitaron todo lo que tenía dejándolo en la calle y teniendo que pasar muchas noches en un establo. Pero sin duda lo peor vendría años después de retirarse. Tuvo tantas infiltraciones en sus rodillas (algunas directamente en el mismo hueso y en tandas de hasta tres pinchazos antes de cada partido) que años después le tuvieron que amputar su pierna derecha por miedo a que la infección que tenía pusiera en serio riesgo su vida. Y aún así continuó y no se vino en ningún momento abajo.

Modelo de superación

Es más, se dedica con gran acierto a labores humanitarias y de recaudación de fondos para discapacitados y no se escucha de su boca queja alguna. Es un luchador nato que sabe que desperdició parte de su vida con decisiones erróneas y está en el camino de enmendar cualquier error cometido. The Tin Man es un ex jugador que tendría todo el derecho del mundo a quejarse y a lamentarse, y a pesar de todas las penurias vividas, no lo hace. ¿Por qué entonces sí lo hacen por cosas triviales y sin importancia supermillonarios que lo sí que lo tienen todo? Si tuviera que elegir un modelo de superación me quedaría con Ted McMinn sin pensármelo.

 

Comentarios

1

bonita historia, pero me temo que si lo leyese cualquier idolo de barro, ni se daria por aludido, ni le haria pensar

davidirracional
14 de noviembre de 2011 a las 3:22 pm
2

Incluir en este apartado al 90% de los jugadores de R. Madrid, Barcelona, Chelsea, Liverpool, Milan, Inter, Juventus y todos esos mal llamados grandes de Europa…

Daniel
17 de noviembre de 2011 a las 9:21 pm
3

Generalizar en cualquier aspecto de la vida es llamemoslo de ser poco inteligente chaval. Habra engreidos, idiotas, chulos en todos los equipos que mencionas, pero que los 25 integrantes de todos los equipos que mencionas sean asi, es los mas absurdo que he podido leer en mi vida.

He jugado en equipos de regional y hay chulos y creidos; y desconozco si aumentara conforme subas de division, pero no es norma de facto en el mundo del futbol tener que ser asi por norma general

irbisalmaden
18 de noviembre de 2011 a las 2:51 pm
4

grande McMinn yo canté su nombre desde gol norte de Nervión, hay personas que están hechas de otra pasta. Eres grande Manolín.

birissevillafc
18 de noviembre de 2011 a las 3:39 pm

Deja un Comentario

Pedro Puig, diseñador freelance