Fútbol Inglés (BRITCORNER)

Especiales

Los 26 años de Ferguson: Los ‘fergie babes’

fergie-babes
Enrique Laméyer.- Cantona, Schmeichel, Kanchelskis, Keane… Alex Ferguson siempre demostró tener un “sexto sentido” a la hora de descubrir talentos fuera de Old Trafford. Sin embargo, si hubo una hornada de jóvenes talentos que destacaron en el Manchester United bajo el ala protectora del técnico escocés, esa fue la de los “Fergie Babes” (llamada así en recuerdo a la generación de los Bobby Charlton, George Best o Duncan Edwards, y entrenada por el legendario Matt Busby, que recibió el nombre de los “Busby Babes”). Los integrantes de este grupo fueron los hermanos Neville, Gary y Phil, Nicky Butt, Paul Scholes, Ryan Giggs y el más emblemático de todos, David Beckham, todos ellos internacionales con la selección de los “tres leones”, salvo Giggs que, aunque tuvo la opción de ser convocado por Inglaterra (donde se crió futbolísticamente), eligió representar al combinado de Gales ya que, al igual que sus padres, es donde él nació.
article-1388004-0B87AD00000005DC-929_634x405

Giggs fue el primero
Fue precisamente el extremo de Cardiff el primero de su “quinta” en debutar en la primera división inglesa (que aún no era conocida como Premier League). Tras ser incorporado a las filas de los red devils por Sir Alex a la edad de catorce años (proveniente de los juveniles de sus vecinos del City), Ryan Giggs debutó en la máxima categoría en la segunda vuelta de la temporada 1990/91 cuando únicamente contaba con 17 años y 3 meses. Desde su debut en 1991 hasta hoy en día, el veloz extremo ha disputado unos 680 encuentros con la camiseta roja en los que ha anotado más de 130 goles. Es, a día de hoy, el tercer jugador que más encuentros ha disputado con la camiseta de los “diablos”; y esta temporada, con toda seguridad, pasará a ser el segundo (está a solo ocho partidos del legendario Bill Foulkes), solo por detrás de un mito como Bobby Charlton. Sin duda, el mejor jugador de los “Fergie Babes”.

Porque si el mejor ha sido Giggs, para hablar del más mediático tenemos que dirigir nuestras miradas a David Beckham, prototipo del fútbol moderno y máximo exponente de la publicidad. Pero no debemos olvidar que, antes de que los flashes de las cámaras invadieran su vida, Beckham fue considerado uno de los mejores jugadores de banda de Europa. Ferguson fue quien más jugo pudo sacarle al de Leytonstone (Londres). No obstante, el escocés se vio obligado, ante la progresión del interior inglés, a sentar en el banquillo (y posteriormente a traspasar) a todo un Andrei Kanchelskis. Sin una gran velocidad ni un talento regateador destacable, Sir Alex sí vio en sus precisos centros y sus mortales lanzamientos de falta el arma perfecta para su Manchester United. Sin ir más lejos, dos corners botados por Becks le dieron al Manchester su segunda Copa de Europa en 1999. Tras ocho años como integrante de la primera plantilla de los “diablos rojos”, el inglés fue traspasado al Real Madrid (tras un enfrentamiento con su técnico). Un Balón de Plata y un segundo puesto en el FIFA World Placer, ambos en 1999 evidencian que, al menos durante un tiempo, Beckham fue uno de los mejores de Europa. Ferguson como con muchos otros, fue el primero en verlo.

manchester_united_1999_cham

Espectacular centro del campo
Y con Paul Scholes, Alex Ferguson completaría su triángulo ofensivo en el centro del campo. El pelirrojo debutó en la temporada 1994/95, jugando la nada desdeñable cifra de 17 encuentros en los que anotó 5 goles. Centrocampista total con calidad para mover el balón, con buen lanzamiento, excelente remate de cabeza (a pesar de su baja estatura), gran llegador, trabajador incansable… Scholes es posiblemente el futbolista más completo que ha jugado en Inglaterra en los últimos veinte años, superior a estrellas  como Gerrard o Lampard. Un jugador que, como Giggs, vivió no hace mucho una segunda juventud tras superar unos problemas de visión que a punto han estado de retirarle. Todo un lujo para Old Trafford, fruto, como no, de la “factoría Ferguson”.

El éxito de los “Fergie Babes” fue casi inmediato. En la primera temporada en que estos tres jugadores (los más destacados) más los laterales Gary y Phil Neville y el centrocampista Nicky Butt gozaron de la confianza plena del escocés, la 1995/96, los “red devils” se alzaron con el título de liga (en las dos anteriores, los de la 1992/92 y 1993/94, solo Giggs era titular). Desde entonces y hasta que el primero de ellos, David Beckham, abandonó Old Trafford, los de Sir Alex Ferguson se hicieron con siete ligas, tres FA Cup y una Copa de Europa. Siempre con sus jóvenes talentos como base del equipo. Una base sólida, construida desde la cantera. Los “Busby Babes” han tenido, no cabe duda, unos dignos sucesores.

 

Comentarios

1

Qué gran generacióN! Y que bueno Giggs…

hoeman
10 de noviembre de 2006 a las 2:57 pm
2

Qué equipazo, aunque curiosamente ganaron inmerecidamente la Copa de Europa, pero era un equipazo!

piterino
10 de noviembre de 2006 a las 7:58 pm
3

Verlos a todos esos juntos, era un sueño. Creo que despues de esa epoca, los que se fueron al olvido fue Butt y Phil Neville… :(

Paco Casal
10 de noviembre de 2006 a las 10:57 pm

Deja un Comentario

Pedro Puig, diseñador freelance